La sede de Miami cuenta con un total de 30 canchas, y es considerado como un paso hacia adelante en la modernidad del tenis: promete ser una combinación de cultura, gastronomía, arte, música, entretenimiento y lujo.

Uno de los escenarios de moda fue el lugar escogido para albergar el Miami Open. Atrás quedó el complejo Crandon Park de Key Biscayne, y a partir de este 2019 el torneo estará en el corazón de la ciudad conocida como la capital de América Latina. El Hard Rock Stadium, hogar del equipo de fútbol americano Miami Dolphins, también es la nueva sede del segundo Masters 1000 del año.

Es un proyecto ambicioso que comenzó en 2017 con una inversión cercana a los 550 millones de dólares, y ahora finalmente se ha materializado. La sede de Miami cuenta con un total de 30 canchas, y es considerado como un paso hacia adelante en la modernidad del tenis: promete ser una combinación de cultura, gastronomía, arte, música, entretenimiento y lujo.

La edición 35 del Miami Open cuenta con más de 17 millones de dólares en premios a repartir. En su cancha principal tiene una capacidad para 14 mil personas sentadas y además ofrece mucha suntuosidad para todos sus visitantes. Sin embargo, lo más importante del cambio de sede son las comodidades que este nuevo complejo le ofrece a sus jugadores, como por ejemplo el doble de canchas de entrenamiento que en el anterior recinto.

La nueva joya de Miami 1

Del mismo modo, los 8 cabezas de serie de cada cuadro tendrán una suite privada, algo muy parecido a lo que se hace en Indian Wells. Esto permitirá que los tenistas puedan estar con su familia. Además, se han construido áreas de descanso para ellos y también un gimnasio.

Cabe destacar que la cancha central se encuentra dentro del propio estadio donde juegan los Dolphins. Se le tuvieron que hacer algunas modificaciones, pero seguirá siendo el mismo recinto que ha celebrado en 5 oportunidades el Super Bowl. Allí también se han hecho otros eventos importantes, como partidos de fútbol internacional (se jugó el Barcelona – Real Madrid en 2017), grandes conciertos y hasta peleas de lucha libre.

“Queríamos un lugar que nos permitiera tener libertad y flexibilidad para poder hacer crecer el evento”, afirmó Mark Shapiro, representante de la empresa IMG, dueña del torneo. Gracias a estas facilidades, la mayoría de los tenistas han dado el visto bueno a este cambio, pero siempre hay una cuota importante de nostalgia con la sede anterior: “Es un gran cambio. Dejamos un lugar emblemático en nuestro deporte como Key Biscayne, pero al mismo tiempo es bueno ver la innovación, es bueno ver el crecimiento, y espero que eso sea exactamente lo que suceda aquí”, declaró Roger Federer hace unos días.

Si apuntaban a que la experiencia de los deportistas fuese alucinante, para los aficionados también lo ha sido gracias a la variedad de actividades que están destinadas para su disfrute y comodidad: un amplio estacionamiento, los espacios de conciertos, restaurantes, cómodas terrazas y tiendas para todos los gustos. Todo esto hace que se sumerja al visitante en una experiencia inolvidable en medio de obras de artistas que van desde Andy Warhol y Pablo Picasso, hasta los latinoamericanos Soto, Cruz Diez y Botero. Todo esto sin olvidar que el recinto también posee la pantalla, destinada a mostrar los partidos, más grande que tenga torneo alguno.

El Open de Miami contaba la distinción de ser conocido como ‘El quinto Grand Slam” gracias a su tradición y colorido. Pero en los últimos años fue superado por el Masters 1000 de Indian Wells y, con este cambio, el sur de la Florida busca retomar la vanguardia de los torneos más importantes luego de los Grand Slams.

La nueva joya de Miami 2

El actual número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, valoró este cambio de forma positiva: “Ha sido un movimiento audaz para reubicar de Key Biscayne uno de los torneos más grandes del mundo. Ese es un lugar histórico donde se llevó a cabo este evento durante muchos años. Es un movimiento valiente que puede traer muchos beneficios para nuestro deporte en general. He entrenado en la pista central y es muy buena. Sé cuánto esfuerzo, energía y trabajo se ha puesto en la organización de este evento”, consideró.

La mayor de las hermanas Williams también tuvo palabras de elogio para esta nueva sede: “Creo que todo el mundo tenía la curiosidad de saber cómo son estas nuevas instalaciones. La verdad es que son muy buenas y la pista central es grandísima. Creo que todos los tenistas están muy contentos”, sostuvo Venus.

Parece que la prueba ya está superada, y tan solo queda disfrutar de lo que resta de este evento que reúne a los mejores tenistas disponibles del circuito mundial.

Edición: Anthony Abellás (@AnthonyAbellas)

Lea también: A mis padres